domingo, 1 de octubre de 2017

PESCADILLA CON SALSA DE HINOJO

Un plato que presenta dos pescadillas con una salsa verde de hinojo por encima
Este es una nueva receta para el reto “Alfabeto Salado” el juego de cocina que organiza Elena Valdizan del blog Mrmlada




Si queréis ver las recetas anteriores que he hecho para este reto, pincha AQUÍ, que con ésta ya llevo cinco meses participando. Y si quieres ver lo que han hecho mis compañeros de reto, pincha AQUÍ.
El juego de juego de cocina consiste en que se elige por sorteo dos letras que se asignan a dos blogs, elegidos también por sorteo. Y ¿a quién le ha tocado este mes? A servidora!!! Jaja. Me tocó la letra “P” y, a mi compañera, Ana Melm del blog “Migas en la mesa”  le todo la letra “H”. A ella realmente le ha tocado una letra más difícil porque ¿Huevos? ¿Higos?. Finalmente propuso el hinojo, que me entusismó porque no lo he probado nunca y, evidentemente, no lo he cocinado nunca. Esto es un reto!!!. 
Me puse a investigar y he aprendido mucho del hinojo, como por ejemplo que en el hinojo, como del cerdo, se comen hasta los andares… las semillas, las raíces, las hojas… cada parte tiene unas propiedades concretas, pero suele ser bastante común que facilita las digestiones. Se puede comer crudo, hervido, frito e incluso, en infusión. Además favorece la secreción láctea por lo que es indicada para dietas de mujeres lactantes.
Me había decidido a hacer una receta con el bulbo de hinojo pero ¡vaya, por Dios! Parece que la temporada de hinojo está empezando ahora y no se encuentra en las verdulerías de forma habitual. Llegué a visitar 13 verdulerías… algunas me miraban con cara de “¿Hinojo? ¿Qué es hinojo?”
Y otras me decían que habían ido a Mercavalencia y todavía no se vende de forma habitual. Decían que traerían hinojo cuando lo vieran en buen estado… sin citar fecha... dando largas... Finalmente, lo encontré en mi segunda visita a El Corte Inglés. ¡Bravo!
Vale, y ahora ¿qué? Se puede poner en crudo en una ensalada. Seguro que está muy bueno porque el olor es como de anís… crudo debe estar riquísimo. Pero, ¡no! Mejor hago algún tipo de salsa y así me decidí. Aunque se pueden hacer salsas más complicadas como salsa con mostaza, salsa de vino, y muchas más… me decidí a hacer una salsa más ligera de forma que no interfiera en la permanente dieta que llevamos a cabo (y que yo empiezo todos los lunes). Y… dicho y hecho…
Si queréis ver lo que han hecho mis compas de reto con PESCADILLA + HINOJO, pincha en el enlace.
INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

4 pescadillas grandecitas

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1 cebolla grande

1 bulbo de hinojo

1 vaso de caldo de pescado

Medio vaso de vino blanco

Un puñado de acelgas (optativo) yo lo he usado para darle color

Aceite de oliva virgen extra para sofreir

Sal y pimienta

PREPARACIÓN

1. Pedir que os limpien las pescadillas en la pescadería. No tiréis las cabezas y guardároslas para hacer algún caldo. 

2. Colocar las pescadillas en una bandeja de horno, salarlas y salpimentarlas. Regar con dos cucharadas de aceite y asarlas en el horno.
Con unos 25-30 minutos a 180ºc estarán hechas.

3. Cortar la cebolla y el hinojo en trozos pequeños. Yo he utilizado una picadora porque me daba igual que se quedara en trozos irregulares porque después se iba a triturar totalmente.

4. Pon en una sartén el aceite para sofreír, rehoga la cebolla y el hinojo rallados.
Cuando ya esté suficientemente sofrito,
añadirle las hojas de acelgas,
y dejar que se sofria un poco, luego verter el caldo de pescado y el vino.
Remover y dejar que se cueza todo junto para que se mezclen los sabores.

5. Triturar todo con la batidora y rectificar de sal.

6. Repartir una pescadilla en cada plato y cubrirla con la salsa. Servir caliente. Acompañar con verduras o con patata asada.

Mi opinión: Me habían hablado mal de hinojo porque su sabor anisado parece que no es del gusto de todo el mundo. Supongo que este fuerte sabor se notaré en el hinojo en crudo porque yo no he notado ningún sabor “extraño”. La salsa estaba buena y la mezcla con la pescadilla era adecuada y fresca. Un plato sano y de dieta.
 Imprimir

5 comentarios:

  1. Yo tampoco he probado nunca el hinojo, aunque siempre es bueno probar algo nuevo, los higos se me hubieran antojado más, es que son mi fruta favorita en el mundo, me puedo comer el kilo yo sola... en fin, me alejo del tema, jaja. Las pescadilla tiene un aspecto espectacular, me guardo la receta, porque en este tema, realmente mis conocimientos son muy pobres. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Deliciosa combinación, me alegra ver lo que dices del sabor del hinojo cocido porque una también creería que tendría un sabor marcado a anís; quizás en crudo es que se note más, con vino y todo lo que lleva esa salsa esta pescadilla se ve muy provocativa.
    un beso y buena elección de ingredientes ;)

    ResponderEliminar
  3. Yo no la habia usado nunca y me sorprendió, no lo encontre fresco asi que usé semillas.
    Lo has usado muy bien en esa salsita.besinos

    ResponderEliminar
  4. YO tampoco lo había probado y me ha encantado, te ha salido un plato de lo mas original.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  5. Creo que la mayoría no lo habíamos probado y nos ha gustado a casi todas. Te ha quedado una receta de categoría, y el toque de las acelgas le dá un color genial!!
    Un bst.

    ResponderEliminar

Me encantará saber lo que piensas, lo que te parece esta receta, tus sugerencias...