domingo, 12 de marzo de 2017

TRAMPANTOJO DE MORCILLA


una esterilla enseñando una morcilla que es realmente chocolate

Claro, lo dulce tiene que parecer salado y lo salado, dulce. ¿Qué puede ser más dispar que una morcilla sepa a chocolate?. De risa. Pues eso fue este trampantojo. De aspecto, ¡perfecto! Da el pego totalmente. De sabor, ¡Buenísimo! Se me ocurre que esta preparación puede servirse perfectamente en Navidad, junto a los turrones. Te aseguro que no desmerece nada. 



La idea la copie del blog "Cocina facilísima" y la hice tal cual, sin ninguna modificación. ¿Sencilla? ¡No! Lo siguiente. Lo único es que en esta web le llamaban salchichón. En Valencia los salchichones siempre son rojos y las morcillas, negras. Por eso, a pesar de que he copiado la receta, me he dado permiso de cambiarle el nombre.
Presenta la morcilla o las morcillas sobre la madera de cortar el fiambre. ¡Espectacular!

Ingredientes
400 gramos de galletas María
150 gramos de leche
150 gramos de chocolate para postres
185 gramos de mantequilla
100 gramos de azúcar
Azúcar glass

Elaboración
Ponemos a calentar la leche con la mantequilla. 

Cuando se disuelva la mantequilla añadimos el azúcar y el chocolate, mezclado hasta que se disuelva todo.


Rompemos las galletas marías y las ponemos en un bol, añadimos la leche con el resto, mezclamos bien y dejamos enfriar.


Ponemos papel film sobre la encimera de la cocina y añadimos con una cuchara mezcla de galletas y chocolate, a lo largo y enrollamos el papel hasta hacer las morcillas.

Ya listos lo metemos al congelador un mínimo de 4 horas.
Al sacarlos les quitamos el papel y los frotamos con azúcar glass para que imiten a las verdaderas morcillas.


 Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada